domingo, 14 de octubre de 2012

UN POCO DE HUMOR



PARA QUE ESTAR TRISTES SONRIANLE A LA VIDA!!!

LA ARAÑA MAS GRANDE DEL MUNDO

LA ARAÑA CAMELLO CONSIDERADA LA MAS GRANDE DEL MUNDO

Los solífugos (Solifugae) o solpúgidos (Solpugides), también llamados arañas camello, son un orden de arácnidos carnívoros, relativamente grandes, presentes en todos los países tropicales. Recuerdan a las arañas (orden Araneae), con las que no guardan una relación directa, y de las que se diferencian por sus enormes quelíceros en forma de pinza y su cuerpo segmentado. Se conocen unas 1.100 especies.

El tamaño total del adulto varía entre 1,5 y 7 cm, según las especies. La longevidad es limitada, un año, probablemente como consecuencia de una elevada tasa metabólica, necesaria para su comportamiento «frenético». El crecimiento se produce a través de nueve instares (etapas entre mudas).
Todo el cuerpo, también los apéndices, está cubierto de pelos (sedas) largos, rígidos y erectos, de función sensorial. Los más largos se insertan sobre los pedipalpos, y les sirven para tantear y «probar» el ambiente.
De acuerdo con el modelo más común en los arácnidos, el cuerpo está dividido en dos regiones, un prosoma (o cefalotórax), y un opistosoma (abdomen). En el prosoma se articulan los apéndices, entre los que destacan los grandes quelíceros; el opistosoma, a diferencias de las arañas, está segmentado y carece de hileras. Pero no debe olvidarse que a pesar de su aspecto similar al de las arañas esta criatura no es una araña, ya que no posee ciertas características de ellas como la capacidad de tejer tela de araña o colmillos venenosos.

publicacion original wikipedia.org


EL SAPO MAS GRANDE DEL MUNDO

Un sapo gigante (Bufo marinus) del tamaño de un perro pequeño, apodado como Toadzilla (del inglés, toad-sapo y Zilla de godzilla), fue sido capturado en el norte de Australia.

Toadzilla, que pesa alrededor de un kilogramo, es el mayor sapo gigante jamás encontrado en el norte de Australia, según informó el grupo medioambiental responsable del hallazgo.

Los ecologistas han intentado frenar la proliferación de estos animales venenosos en Australia, desde que estos fuesen introducidos en el país procedentes de la isla de Hawai en la década de los años 30 del siglo pasado, en un intento de controlar la población nativa de de escarabajos gigantes.